lunes, 5 de diciembre de 2011

WATCHMEN: O cómo el género de superhéroes pasó de la adolescencia a la adultez



Reseñado por: Ash


 "¿Hacerlo?... Dan, No soy un villano de matinée ¿En serio crees que os iba a explicar mi plan maestro si quedase la más mínima posibilidad de que pudierais alterar su resultado?... Lo hice hace 35 minutos."
                                                                                           - Adrián Veit / Ozymandias.


Resumen_ Cuando decidí empezar a escribir para CBFAL, siempre pensé que debía abordar los análisis de una forma personal y objetiva al mismo tiempo. Cuando aproximadamente unas semanas atrás el editor del blog me pidió escribir una reseña en específico, pensando que podía ser difícil al tratarse de una pieza específica, la cual considero que tiene análisis realmente relevante en el campo académico, incluso me ha tocado leer tesis doctorales de universidades sobre el siguiente comic a analizar, obviamente me estoy refiriendo a la maxiserie conocida como WATCHMEN.  

 Para hacer este post diferente a cualquiera que haya hecho, trataré de construir mis pensamientos y observaciones sobre WATCHMEN, a partir de segmentos, en este caso 12 segmentos que funcionen de contrapartida con los 12 capítulos de este comic, también me serviré de imágenes ajena a las viñetas de esta historieta, y sólo ocuparé iconografías relacionales sobre el presente trabajo.




1- Cuenta la leyenda que cuando el editor en jefe de DC comics en 1985, Dick Giordano le encargó a una joven promesa de origen británico el crear una historia que sirviera como enlace entre algunos personajes de la recién adquirida Charlton Comics dentro de los cánones del universo de Superman y compañía, este quedo tan pasmado por el resultado final que trato de convencer al escritor de ocupar nuevos personajes, pero manteniendo los conceptos originales, la reacción del editor no era menor, puesto que del encargo original se había desprendido ideas tan radicales para ese tiempo como la inutilización de los personajes al final de la historia (sólo doce números), o la aniquilación de estos durante el clímax, además de alguna que otra escena explicita de sexo y violencia ampliamente descrita en el guión, fue así como Who killed the Peacemaker? Pudo transformarse en lo que conocemos hoy en día como…WATCHMEN.



[1] Moore, Gibbons & Higgins desplegando sus facetas “performáticas”


2- ¿Puede traducirse WATCHMEN como Los Vigilantes?, si y no; por un lado nos encontramos con el concepto original pensado por Moore, WATCHMEN tiene sus reminiscencias al poeta romano Juvenal (S. I y II d.C,), donde en una de sus sátiras proclama la ya conocida frase “Quis custodiet ipsos custodes?[2], una frase con gran repercusión en una que otra viñeta del comic. Pero también nos encontramos con el significado que quiere emplear el guionista con el concepto de vigilar; WATCH en ingles también puede ser traducido como reloj, y al igual que el ordenamiento de métrico de cada uno de los números de la colección (12), como el concepto mismo de principio fin y luego la repetición de estos acontecimiento durante toda la existencia (primer panel del primer número y último panel del último número).

[2] Escucho siempre el reproche de mis amigos:
"¡Enciérralas, contrólalas!" Pero ¿quién vigila a los vigilantes? ¡Los planes de las esposas comienzan con ellos!
 Sátira VI 346–348



[3] Joseph McCarthy y las “cacería de brujas” en los 50
[4] Parlamento griego, 2011
[5] La utilización de imágenes referenciales de la historia contemporánea en forma de imagen tipo comic en The Unspeakable Mr. Hart de 1970


3- A partir de la cuidada estrategia del señor Moore por dar la mayor cantidad de definición y coherencia en cada una de las viñetas, asimismo de un apropiado ordenamiento y conformación de esta, se decidió por la colaboración de un conocido en la industria para tal titánica tarea de poder traducir a los dibujos tan “maniático” trabajo de relojería llamada comic book. El señor no sería nadie más ni nadie menos que Dave Gibbons, colaborador de Moore en trabajos para la revista de 2000 AD, al igual que una que otra historia de Superman [6] que ya habían trabajado con anterioridad, el trazado de Gibbons calza perfectamente como pieza central; cada uno de las expresiones, movimientos, ángulos, al igual que el contexto alrededor de esta historia se erigen a partir de las formas y figuras  a rato realista, a rato tosca de este dibujante oriundo de las islas británicas.

[6] Para el hombre que lo tiene todo, 1985



4- Hablando más detenidamente de la composición de las paginas, podemos observar que la cuadriculación de cada viñeta se asemeja en tamaño a la composición, a diferencia de los saltos de splash pages, cada uno de estos cuadriculas encierra en si mismo la escena y composición, como si fuesen frames recortados de alguna película en la sala de edición vistas por separado. Rara vez este procedimiento es alterado, y cuando lo es, simplemente es para lograr un efecto de ampliación de lo micro a lo macro, como algún tipo de zoom continuo deudora del topología grafica de gente como Alex Raymond, los comicstrip de finales de los treinta, o el Spider-man y Dr. Strange de Steve Ditko [7].

[7] Cabe destacar que el origen de Rorschach proviene del personaje The Question y Mr. A, ambos creados por Ditko a finales de los sesentas.



[8] Little Nemo in Slumberland 1905 – 1911, Creado por Winsor Mccay
[9] Dr. Strange, 1965, Creado por Steve Ditko


5- Si tuviese que englobarse el modelo literario del cual se cierne WATCHMEN, deberíamos decir que a partir del género de la ciencia ficción, específicamente el concepto de distopía deudora de material de autores de la talla de George Orwell o J.G. Ballard. Entonces, el género de superhéroe tan representativo de la cultura norteamericana, se nutre de estas nociones propias de la Europa de post-guerra, al igual que de la expansión de la cultura pop norteamericana, el cine de terror Serie B (específicamente el de invasiones extraterrestre) y la contracultura de finales de los setenta principio de los ochenta, como lo son el punk o el comic underground.


  

6- El tema de los símbolos y su preponderancia en la obra es totalitaria en la obra, pero cada elemento que podemos apreciar es significativo en cierta medida. Uno de estos símbolos en repetición constante es el reloj. Observamos en algunas de las historias (en especial el capítulo cuatro) como este dispositivo sirve como causa de los acontecimientos venideros en la obra, incluso las referencia de tal artefacto en la historia de la humanidad, desde las pinturas de Dalí, hasta las imágenes de Hiroshima, pasando por los mecanismos de su construcción y la percepción del tiempo humano medida por este artefacto. Otro símbolo importante de recalcar es el smiley o carita feliz machada en su superficie por sangre. En palabras de Gibbons la esencia de la carita radica en ser una caricaturización de una acción humana (sonreír) simplificada a su máximo denominador, mientras que la gota de sangre, también es una abstracción de la realidad, pero una mucho más visceral, el que es el interior de cualquier ser humano. En pocas palabras, la definición de WATCHMEN es el choque de estos elementos diametralmente opuestos, pero aun así percibidos por cualquier persona común y corriente.




7- Además de la historia del comic per se, después de las paginas finales hay una especie de bonus extra, que no son más que extractos de panfletos publicitarios, biografías autorizadas o estudios psicológicos pertenecientes a este mundo de ficción, o sea que si un numero menciona la creación de un libra llamado “Bajo de la capucha” escrito por Hollis Mason, al final del episodio podemos leer algunas de las paginas relacionadas con esta parte de la historia, al igual que la explicación de la popularidad de los comic de piratas en esta realidad. ¿Qué trata de hacer Moore imponiendo al lector promedio de comic el leer esta maraña de información?, el planteamiento de estos extras, que contrastan con los de tipo carta al lector, preguntas al editor o biografía de nuestros artistas, es porque el trayecto que ha trazado el escritor, es el de poder contemplar las distintas gamas que nos puede aportar la literatura moderna, cuando empieza y cuando termina aquello que conocemos como literatura, la cual se puede encontrar tanto en una mediocre entrevista de farándula, hasta en las tesis de física cuántica, y para que hablar de un simple y normal comic…


      

8- Se suele malentender que WATCHMEN es una crítica al comic, error, es una crítica al stablishment que los superhéroes han prologando sobre un enfoque generalizada sobre el comic como medio de expresión. Fuera de esa lectura, el resto no es más que un homenaje a la historia del relato grafico desde sus inicios por medio de los jeroglíficos hasta los dibujos animados, al igual que la historia del comic en general no solo el norteamericano. La paleta de colores utilizadas en el entintado debe mucho a gente como Moebius (capitulo cuatro específicamente), Milo Manara (escenas de desnudos), Guido Crepax (composición de los cuadros) o Jean Michel Charlier en el apartado de la elaboración del guión (en especial la historia de piratas), así como los comic de tipo más independiente como Love and Rockets, Mauz o Maxximortal (satira del genero de superhéroes y sus orígenes), al igual que las apropiaciones satíricas de Superduperman de MAD Magazine para Dr. Manhattan o Trashman (creado por Manuel Rodríguez A.K.A. Spain) para El Comediante.
   








9- El apartado de entintado a manos de John Higgins es la pieza final de WATCHMEN, y es bastante interesante de analizar al momento de contraponerse con el igualmente rupturista The Dark Knight Returns con la gama de colores creada por Klaus Janson, puesto que se observa una intención de crear un ambiente especifico en cada uno de las propuestas; el primero apela a ciertos colores pasteles que den una sensación de ocaso constante en el contexto de los personajes, aún en las escenas nocturnas, lo cual funciona como contrapunto de la psicología de los protagonistas, mientras el aire de decadencia de Ciudad Gótica en la novela de Miller es propiamente tal gracias a los medios tonos y escala de grises que chocan entre sí.





10- Cuando se piensa en lo cercana que puede estar WATCHMEN en aspectos cinematográficos, tiendo a discrepar un tanto sobre aquel punto de vista, siento que tal afirmación es en realidad todo lo contrario. Es cierto que se nos puede dar esta sensación debido a algunos efectos de acercamiento de cámara o puntos de vista, al igual de una narración de voz en off solo realizada por medio de lecturas de bitácoras o anotaciones, más allá de las simples burbujas mentales de este medio, al igual que una falta de onomatopeyas que salten en las partes de acción como son el ejemplo de los clásicos splash, bang o plop, pero la interacción que se logra entre la historia principal y el relato de piratas que lee el pequeño Bernard en el quiosco, no puede ser entendida si no es dentro del mundo de las viñetas, lo más cercano a un aspecto audiovisual puede ser en una narrativa no lineal, pero aun así su significado llega a disiparse, en especial cuando se pasa del tiempo de lectura a un tiempo de observación netamente visual. El ejemplo más grafico sobre este contenido se encuentra en los capítulos cuatro y seis sobre esta decontrucción espacio/temporal que se nos invita a leer.


     


[10] Acción y pensamiento en la historieta
[11] Muybridge y sus estudios sobre el movimiento a principios de siglo
[12] Eddie Adams, Ejecución vietnamita, 1968


11- En lo que a la edificación de los personajes y toda la gama de arquetipos que se esconden detrás de ellos. Apuntaría que WATCHMEN logra a cabalidad en punto común entre relato de ficción, pero realizado como un trabajo de investigación periodística (refiriéndome al contexto) con todo lo que respecta al tiempo en el que fue escrito. Cada personaje tiene un distinto modo de hablar, por primera vez en un comic somos espectadores de lo que ocurre en las calles de una gran ciudad, del ambiente de paranoia que bombardeaba a occidente camino a una tercera guerra mundial, no es que el mundo se sienta como realidad, pero sus personajes tienen capaz, tienen matices que van más allá de la visión paternalista de los años cuarenta o cincuenta, la existencialista de los sesenta o la hipertrofiada y violenta de los noventa, aquí se respira sentimientos reales de manipulación, amor, traición como nunca antes en algo con hombres en capas y mallas luchando contra súper villanos inexistentes, sólo con demonios interiores.



[13] Henry Darger


12- "Sólo coincido en que un reloj simbólico es tan beneficioso para el intelecto, como una fotografía de oxígeno para un hombre que se ahoga". Si tomamos al pie de la letra lo que nos dice el Dr. Manhattan en uno de los paneles, entonces lo que Moore, Gibbons y Higgins exponen en esta pieza de cultura, no es más que un chiste de aquellos que desean encontrar simbolismo y trasfondo donde no los hay. No es que en WATCHMEN no los haya (sino no estaría escribiendo esto), pero al igual que el plan maestro que se debela en el desenlace del comic, también hay uno detrás de esta historia, que se puede pensar como un paso lógico sobre el tono que debía tener el comic como medio masivo para finales de los ochenta, el cual también fue malentendido estos últimos veinticinco años por autores que simplemente que entendieron “adultez” equivale a “violencia, desnudos explícitos y socio patas en potencia detrás de máscaras”. El comic como industria se encontraba al borde del precipicio sino podía entender que los tiempos están cambiando, solo se requería de un minutero que marcase los tiempos, el tic toc constante o aquel reloj que finalmente es cubierto por sangre hasta decir… este es el fin del viaje.

 



[14] Reloj de Hiroshima


Conclusión_ ¿Cómo se llega a WATCHMEN?, ¿existe algún tipo de guía básica para entenderlo? Puede ser que para entender a Los Vigilantes haya que estar más cercano a gente como William S. Burroughs que a Todd McFarlane, y que al igual que la reseña que acaban de leer hay una vasta cantidad de información sobre el tema, pero aun así, recomiendo el toparse con esta obra del género de la forma más directa posible, sin mayores pretensiones y con lo entendido sobre su contexto, el resto no es más que apreciaciones personales, pero necesarias más que para el simple fan, sino que para aquel que desea ver al comic como generador de pensamientos más que un simple artefacto en pos de entretenimiento masivo, al menos así fue como yo lo entendí, sin duda alguna, el que paso a convertirse en mi comic de cabecera.



[15] All Along the Watchtower (a lo largo del Atalaya)

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com