sábado, 10 de marzo de 2012

LA BIBLIOTECA DE JOPEK: CON EL PECHO INFLADO (Y NO HABLO DE PERLA)



Reseñado por: JoPeK


NOTA: Cada uno tiene una historia particular con un comic, porque pasó una travesía para conseguirlo, se lo regaló alguien especial o por millones de cosas más, ante ustedes hago mi particular cuento de las  historias que rodean mis revistas.




 Estamos en una época que está completamente dominada por Internet, un medio que cubre todas nuestras necesidades con gran satisfacción y por eso estamos todos felices, pero sin darnos cuenta, en ocasiones la felicidad fácil no nubla la satisfacción de un esfuerzo.
 Eso es lo que pasa ahora con los comics, para muchos o mejor dicho para todos, es muy fácil  meterse a un blog o un foro y encontrar el último número te tu serie favorita en español, mucho antes que te lo traiga una editorial a un muy alto valor y aunque esto pareciera afectar mucho a la compañía editora, más no afecta a nosotros.




 Me acuerdo cuando antes nos teníamos que esforzar, por decirlo de alguna manera, para conseguir ese comic que nosotros queríamos. Les pedíamos dinero a nuestros padres, hacíamos un pequeño trabajo, reuníamos las pocas monedas que nos daban y/o recortábamos algo del vuelto del pan que nuestra madre nos mandaba a comprar. El hecho es que siempre nos las arreglábamos para tener esa revista y cuando por fin la teníamos en nuestras manos, no había algo más placentero que inmediatamente hojear sus páginas, después leerla y encontrarnos con un enorme continuará, de ahí, la odisea comenzaba por tener la plata suficiente, daba un nuevo inicio.




 Pero cada revista nos daba una pequeña satisfacción, la más grande venía después de mucho esfuerzo, luego de mucho tiempo, la mayoría de las ocasiones, meses de colección, para encontrarnos con el último número de la saga y ver el gran final, el cual realmente nunca terminaba.
 Ahora las cosas son diferentes, coleccionar un título se ha vuelto un reto, revistas que tardan meses en llegar y cuando lo hacen tienen un elevado precio y casi nunca puedes terminar una saga, ya que se interrumpe la producción o simplemente, nadie las trae, por eso, recopilar comics, se ha vuelto un verdadero reto.




 Pero debo decir ahora que he superado uno grande, el primero que me impuse, fue terminar la serie principal y la de Linterna Verde referente a La Noche Más Oscura, todo un desafío teniendo en cuenta la fecha en que salieron y en la que llegaron acá a Chile, lamentablemente, falle, encontrar un número es muy complicado y ahora más que la editorial que la publicaba, Planeta de Agostini, ya no es la encargada de poner en los quiscos los comics de DC. Para suplir ese fracaso, recurrí a lo que hacen todos hoy en día, baje los números por Internet.
 A pesar de ese bajón me impuse otro reto, ahora tenía que coleccionar El Día Más Brillante, por lo extenso de la saga, sólo decidí  adquirir la serie principal que cuenta con un total de 13 números. Cabe destacar que en inglés, costa de 24 capítulos, pero la editorial en español sacaba dos por revista, reduciendo el tiempo de publicación a un poco más de un año.
 En realidad esto fue casi por casualidad, en la Comic Con Chile me tope con el primer número de la saga, el cual compré y de ahí en adelante me propuse el desafío.




 Todos los números de El Día Más Brillante en un DVD que me había dado un amigo, pero en un comienzo lo toque, sólo para ver la cantidad de títulos que contenía, después de mucho tiempo, comencé a leerla.
 Luego del primer número comprado, comencé a preguntar en distintas tiendas cuándo iba a traer el siguiente comic. Para mi desgracia, pasaban los meses y el segundo título nunca aparecía, pero en una convención en Valparaíso, mágicamente, aparecieron montones de números de la serie, obviamente, adquirí todos los que mi bolsillo me permitió. De regreso a Santiago, la espera nuevamente llegó, el tiempo pasaba y todo hacía presagiar que la historia de una saga incompleta en revistas, se repetiría.




 Por suerte, descubrí más tiendas que traían estos títulos, algo de paciencia y mucho ahorro, me permitieron seguir comprando los números que iba llegando de a poco, pero que igual llegaban.
 Luego, vino lo inesperado, Planeta de Agostini dejaría de publicar títulos de DC Comics, con ello, dejaría muchas series inconclusas, incluida la que yo estaba coleccionando y precisamente, no publicarían el último número. Por suerte, la nueva empresa española, ECC (El Catalogo del Comic), que se encargaría de DC Comics, se comprometió a terminar las principales series de Planeta, ahora la duda sería, cuándo llegaría el tomo final.




 Por suerte se tardó lo mismo que estaba acostumbrado a esperar, así que un día a finales de enero, pude tener el último número de El día Más Brillante en mis manos, es cierto, no es la mejor saga que ha publicado DC Comics, pero eso no importaba, lo que me inflaba el pecho de orgullo, era el hecho de que después de mucho tiempo, volvía a tener una colección completa en mis manos y no en mi computador, ahora como corresponde, en papel y en una biblioteca, en una real, así cuando sume más edad, ponerme lentes y pasearme, como esos viejos que se creen cultos y que siempre muestran en las películas, por frente a mi biblioteca, sacar un comic, sentarme y ponerme a leer.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com