sábado, 16 de enero de 2016

SECRET WARS # 9 – MARVEL COMICS



Reseñado por: JML
Edición original: Secret wars # 9 (Ene-2016)
Guión: Jonathan Hickman.
Arte: Esad Ribic.
Color: Ive Svorcina.
Portada: Alex Ross.


Guión: Se hizo esperar, pero aquí ha llegado el final del evento que lo cambió todo en el universo Marvel. Jonathan Hickman nos brinda una conclusión que si bien no fue tan espectacular, sí fue consecuente con la narrativa de los números previos, brindando un cierre digno a toda esta parafernalia de las Secret wars versión 2015.
 En un medio tan saturado como lo es el comic de superhéroes hoy por hoy, es complicado sorprender de modo efectivo al lector. Hay que recurrir a fórmulas pasadas y desgastadas, como esta misma Secret wars que apela en lo general - pero de manera más grandilocuente - al evento de mediados de los ’80. A modo de ejemplo, también podemos tomar el siguiente evento anunciado que será una segunda parte de otro exitoso evento pasado: Civil war II.
 El asunto aquí es que el desgaste editorial de Marvel llegó hasta el punto de que su multiverso necesitase de una cohesión universal urgente.  Para lograrlo, era menester un evento apocalíptico similar a la mítica Crisis de la competencia, pero diferenciado en sus formas. Y este es el punto rescatable del caso: la forma. En la actualidad lo que mueve a las editoriales es generar dinero fácil por medio de eventos hechos a la rápida. Pero Hickman se tomó su tiempo, planeo las cosas con antelación plantando las semillas de hace tiempo atrás, obteniendo como cosecha lo que terminó siendo este magno evento.
 La lectura se hizo coherente en todo momento. Los personajes fueron coherentes con sus propias naturalezas hasta el final… ¿o alguien dudaba de que a Doom no lo traicionaría su ego?... Un relato coherente, convincente y redondo de principio a fin.
 En lo personal no esperaba mucho de estas Secret wars, pero tras su lectura sólo me resta agradecer a Hickman por haber reorganizado de manera solvente el universo Marvel con esta extraña suerte de reboot que no reniega del pasado.
 Como dice el propio Reed Richards cerrando la historia: “Todo vive”.
Nota: 7,0.




Arte: Magnifica labor de Esad Ribic que cierra de manera excelsa esta travesía artística dando lo mejor de sí. Al igual que Hickman, un profesional que hace bien la pega. Visualmente impecable, en todo momento a la altura de las circunstancias, donde es obligación mencionar el coloreado de Ive Svorcina, el cual termina por redondear un trabajo repleto de buen oficio. En lo personal un trabajo así sé que hay que tenerlo en la biblioteca y en la mejor calidad posible, así que esperaré a que Panini lo edite en un tomo de tapa dura - que sucederá tarde o temprano - para adornar mi estantería.
 Y como olvidar a Alex Ross, que a lo largo de estos nueve números supo hacer aún más atractivo el evento con sus portadas fotorrealistas en su estilo único e incomparable.
Nota: 7,0.


Historia: Con el poder del Guantelete del infinito, Black Panther ataca al Dios Emperador Doom y con su tridente Namor da el golpe de gracia. Pero obviamente la victoria no será obtenida tan fácilmente.
 Mientras tanto, Reed Richards se reencuentra con Sue, quien no lo reconoce más que por un holograma, creyéndolo culpable de la muerte del Sheriff Strange. Reed le dice la verdad a su esposa, quien no le puede creer. Tras ello, Reed y Maker van a ver al Hombre molécula, quien clama que tiene mucha hambre. Maker hace su jugada y traiciona a Reed encerrándolo en una burbuja temporal. Pero el Hombre molécula se encarga de Maker y le dice a Reed que se prepare pues Doom pronto llegará.
 De vuelta a la batalla, Doom logra destruir el Guantelete de Black Panther y doblegarlo. Al ver el rostro sonriente de T’Challa se percata que todo esto ha sido una distracción. Doom vuelve al instante a su castillo donde se encuentra con unas decepcionadas Sue y Valeria. Enfurecido, Doom acude ante Reed Richards restregándole sus errores en la cara. La esperanza de Richards es convencer al Hombre molécula - siendo la fuente del poder de Doom - que hay una solución mejor a todo esto.
 Doom pretende matar a Richards con un chasquido de sus dedos, pero el Hombre molécula decide igualar las cosas. Ambos viejos enemigos se enfrentan como nunca antes; mientras Doom proclama que ha salvado al mundo y Richards que le ha robado su familia. La pelea física se suma a una verbal, en la cuál Doom le pregunta a Richards si cree que con este poder hubiese podido hacerlo mejor. Si bien Richards reconoce que Doom ha hecho cosas buenas con este poder, su respuesta es afirmativa. Él cree que lo haría mejor. El Hombre molécula atento a las palabras hace caso al ver que ambos están de acuerdo. El mundo se convierte a blanco y antes de que todo acabe T’Challa guarda una de las gemas del Guantelete entre sus manos. T’Challa reaparece en Wakanda, con la gema desvaneciéndose entre sus dedos. Al parecer todo está bien.




 Ocho meses después. El universo Marvel se ha unificado en una tierra prima. En New York, Miles Morales recuerda cuando le dio una hamburguesa al Hombre molécula y este le dijo que le debía un favor. Peter Parker se le une y ambos arácnidos salen a patearle el trasero a los tipos malos.
 En otro lugar de la existencia, Valeria le explica a su madre la realidad de los sucesos. El Hombre molécula es un receptáculo humano de poder ilimitado y ese poder debe ser dirigido por un individuo. Ese individuo es ahora Reed. El asunto es que Franklin es un modelador universal que diseña nuevos universos, y Reed utilizando este poder los lanza hacia su propia realidad. El Hombre molécula corta parte de sí mismo y se va con cada uno de estos universos, haciéndolo más completo… sanándolo. Valeria clama que la nueva realidad debe ser catalogada, registrada, explorada. Misión que la FF y Valeria llevaran a cabo.
 Franklin le pregunta a su padre si ya no son superhéroes. Richards responde que lo que importa es hacer el bien del modo que sea. Así que por una buena temporada no serán héroes, sólo hombres de ciencia. Sue le agradece a su esposo por haber salvado todo, pero este resiente la falta de Ben y Johnny. Richards clama que su pensamiento ha cambiado. Ahora cree en la expansión de las cosas… Todo vive.
Nota: 7,0.




Nota final: 7,0 (Chile) / 10 de 10 (Global).
 Por fin nos queda claro que fue de Reed, Sue y los niños. El dialogo final entre Reed y Franklin nos deja en claro que queda la puerta abierta para el regreso de los personajes en cualquier momento - o hasta que Fox le devuelva los derechos fílmicos a Marvel -. Las nuevas reglas del juego han quedado establecidas y por fin podemos decir que el todo nuevo y todo diferente universo Marvel ha comenzado…

 Ha sido una larga temporada desde que dieron inicio estas Secret wars; sólo resta agradecer a ustedes nuestros lectores por la buena acogida que le dieron a la cobertura del evento en el blog.
 Agradecimientos también a los amigos de The Lax Project que tuvieron la gentileza de facilitarnos material, teniendo a primera hora del día miércoles a disposición este último ejemplar de la serie. Recuerden visitarlos en su sitio de Facebook y darles un like; allí pueden encontrar lo mejor de la actualidad de Marvel.

 Por mi parte me despido. Nuevamente gracias por tu visita y que tengas un buen fin de semana. Será hasta la próxima.

 Saludos.

4 comentarios:

  1. A mi me Encanto el evento y todo, lo que no me agrado fueron los saltos de tiempos, hay cosas que realmente quería saber, como por ej: como se formo el Orden Mundial al inicio de su creación BattleWord, cuando todo era una caos, realmente quería ver ese caos, pero bua, solo hubo una viñeta, pero bueno que mas da, en si el evento fue realmente disfrutable.... jajaja Miles fue el único jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Efectivamente, el evento fue disfrutable pero como tú bien planteas, es imposible dejar satisfecho a todos.
      Muchas gracias por tu visita, saludos ;)

      Eliminar
  2. Un evento que a mi parecer se sintio muy fresco, agradable y muy diferente a lo que nos tenia acostumbrados Marvel estos ultimos años, vimos un evento que no depende de sus Tie Ins para ser bueno, pero lo que mas me gusto fue que dejaran de lado los sobreexplotados, steve rogers, tony stark, logan, incluso vemos una participacion minima de Spider Man...solo esta donde debe estar, le dejan el plato fuerte a Reed, T´Challa, Namor hasta Thanos visto como nunca antes, esto es para mi un gran avance en los comics en un mundo donde el marketing y el vende humo lo son todo, despues de esto no queda mas que esperar que Marvel siga por el camino de las historias de calidad, grande Hickman, Todo Vive...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El evento se consumó bien y como tu planteas fue una buena selección de personajes principales. El caso de utilizar a Doom y Richards como ejes de la historia supone también una inteligente manera de sellar temporalmente el destino de los personajes a sabiendas de los problemas que se están dando con ellos fuera de las viñetas. Es más que seguro que el día que los 4F sean propiedad filmica de Marvel studios nuevamente, Reed y compañía volverán en gloria y majestad al universo Marvel de las viñetas. Así como tiempo atrás se habló bastante que Flashpoint en DC fue una excusa por el problema legal sobre Superman con los herederos de Jerry Siegel, Secret wars tuvo su parte de trasfondo a la hora de arreglar el asunto de los 4F.
      En definitiva todo salió bien, coincido en que es de esperar que de aquí en más a pesar de los intereses económicos de por medio (que siempre los va a ver) se siga la senda de la calidad.
      Muchas gracias por tu visita, saludos ;)

      Eliminar

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com