miércoles, 2 de noviembre de 2016

CINE: DOCTOR STRANGE (2016) – MARVEL STUDIOS



Reseñado por: JML
Dirigida por: Scott Derrickson.
Fecha de estreno: 4 de Noviembre de 2016 (USA) / 3 de Noviembre de 2016 (Chile).
Reparto: - Benedict Cumberbatch / Stephen Strange – Doctor Strange.
          - Chiwetel Ejiofor / Karl Mordo.
          - Rachel McAdams / Christine Palmer.
          - Benedict Wong / Wong.
          - Michael Stuhlbarg / Nicodemus West.
          - Benjamin Bratt / Jonathan Pangborn.
          - Scott Adkins / Lucian.
          - Mads Mikkelsen / Kaecilius.
          - Tilda Swinton / Anciano.
          - Chris Hemsworth / Thor.
Duración: 115 minutos.
Presupuesto: U$ 165.000.000.-




 Anoche pude asistir a ver Doctor Strange en una función avant premiere en un cine capitalino. A pesar de que siempre he considerado al personaje uno de los grandes de Marvel, he de decir que me senté en la butaca de cine sin grandes expectativas. Afortunadamente, la película terminó gustándome sobre todas las cosas por sus aspectos técnicos.




 Empezando por el casting, valga decir que Benedict Cumberbatch da en el clavo con su interpretación de Stephen Strange. Un hombre con el ego bastante inflado que el destino se encarga de dar dolorosas lecciones de humildad. Strange en muchos aspectos puede recordarnos al Tony Stark de Robert Downey Jr.; si bien no logra tal grado de empatía, con un humor mucho más seco, Cumberbatch tiene la virtud de hacer interesante la transición de un neurocirujano ególatra en camino a convertirse en el hechicero supremo de la Tierra.




 Tanto o más interesante se torna la transición de Karl Mordo en el film, interpretado por el competente Chiwetel Ejiofor. A diferencia de Strange, que sabe que para ganar a veces hay que hacer algo de trampa, Mordo es un tipo sumamente correcto que a lo largo del film se va dando cuenta que las cosas no son como él creía. La decepción, por sobre todas las cosas, comienza a volcar los conceptos de Mordo que se vislumbra como un potencial oponente en futuras secuelas. Un camino bien ideado que se cuece a fuego lento.




 El Anciano, interpretado por la actriz Tilda Swinton, en su momento causó polémica por su elección; una mujer y más encima sin rasgos orientales. Valga decir que todo prejuicio – porque también Mordo en los comics es blanco, y no negro como en este film – está infundado pues el nivel interpretativo logra el tono requerido para hacernos partícipes de la historia relatada.
 Del resto de personajes, valga mencionar a Christine Palmer, el interés romántico interpretado por Rachel McAdams bastante estereotipado en onda “la chica del héroe” que en realidad no supone un mayor aporta en la trama. Ojalá en alguna secuela podamos contar con Clea.




 Del lado de los chicos malos Mads Mikkelsen nos ofrece a Kaecilius, que no es más que un siervo leal a Dormammu, el “gran” villano de la película. Y pongo gran entre comillas porque la aparición de Dormammu es escasa y se siente casi forzada en el contexto de, tras contar el origen, darle un reto fuerte a Strange para tantear sus habilidades. Strange no es reto para Dormammu, sin embargo, lo vence con una rebuscada solución, de la cual no hablaré pues es ya entrar en terreno de spoilers. Por cierto, el propio Cumberbatch realizó la captura de movimiento para realizar mediante CGI a Dormammu.




 Pues bien, habiendo hablado un poco del reparto, valga decir que a nivel de historia Doctor Strange me pareció más de lo mismo: una historia de origen bastante esquemática a la usanza de lo que nos tiene acostumbrados Marvel studios. Como ya decía en un principio, lo que eleva por sobre la media a Doctor Strange son los aspectos técnicos.
 Los efectos visuales son el plato fuerte para hacer funcionar de buen modo la imaginativa, logrando un aspecto muy cercano a la psicodelia ofrecida por Steve Ditko en los primeros comics de Doctor Strange. Con efectos visuales que sin duda traen a la memoria lo ofrecido en el film Inception de Christopher Nolan, la cosa aquí va un paso más allá llegando a ser una propuesta bastante innovadora en un punto donde ya pocas cosas pueden llegar a sorprendernos. Valga decir que vi el film en 2D, pero sobre las críticas que he leído en la web hay cierto conceso de que en este caso vale la pena el 3D.




 Otro de los aspectos bien logrados es sin duda la banda sonora compuesta por Michael Giacchino. Por lo general uno de los puntos flacos de los films de Marvel studios ha resultado ser la musicalización. En este caso los temas acompañan de buen modo la entramada historia de Doctor Strange, haciéndose una parte importante de ella como buen aderezo para el espectador.


Nota: 5,6 (Chile) / 8 de 10 (Global).
 Doctor Strange funciona bastante bien en muchos niveles, y se agradece que por una vez se sienta como un producto compacto a pesar de saber que es parte de un universo compartido. La única mención al respecto en el tiempo de metraje, bastante atinada, es cuando se le explica a Strange que si bien los Vengadores defienden al mundo de peligros físicos, su deber es cuidarlo de otros tipos de peligros.




 Ya en el plano de las escenas post-créditos, la primera de ellas sirve en función de darnos la panorámica amplia de Doctor Strange como parte del MCU. Si bien la primera mención a Strange se hizo en Capitán América y el soldado del invierno, esta es la primera vez que lo vemos en interacción en toda regla. En esta primera escena, Thor acude a Strange para encontrar a Loki. Lo que desde ya nos tantea una posible aparición de Strange en la futura Thor: Ragnarok. Y valga decir que esta escena fue grabada precisamente por el director de dicha cinta, Taika Waititi. Y por cierto, otra curiosidad, el cameo de Stan Lee en el film fue grabado por el director de Guardianes de la Galaxia vol.2, James Gunn.
 La segunda escena post-crédito nos tantea el futuro de Mordo como villano.




 Al final de los créditos reza el ya acostumbrado mensaje en las producciones de Marvel studios: “Doctor Strange will return”. En lo personal he quedado con ganas de más, así que bienvenido sea. Al menos ya hay confirmación de Strange para Avengers: Infinity war y lo más probable, como ya mencionaba, que aparezca también en Thor: Ragnarok. Así que Strange habrá para un buen rato.

 Al momento de escribir estas líneas, Doctor Strange tiene un 92% de aprobación en Rotten Tomatoes y ha recaudado 87,7 millones de dólares en 33 mercados sin estrenarse aún en EEUU. Más allá de los números sólo resta aconsejar que vayan al cine, no se arrepentirán.

 Me despido, y será hasta la próxima ocasión en nuestra sección de cine.

 Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Trailers

Loading...

Contacto si quieres reseñar

Mi foto
CONTACTO SI QUIERES COLABORAR: felipe_21_14@hotmail.com